sábado, 29 de octubre de 2011

Yo era Judas

La noche se desprende del tiempo
solitario como el sueño que circunda
al insomnio
un hombre camina

El firmamento desabotona aves
recuerdos, ajorcas y plata
el efímero silencio de otras noches
en las que marchaban los doce

Ya te asedian los hombres
las ciudades perdidas
te asedian Pedro y los fariseos
la antorcha del Dios que camina
y que te busca
la húmeda madrugada del cantar del gallo
que amenazará al mar

Esta el sueño dormido
la voz de la paloma toca ya la puerta
de galilea, ya suena el hierro
de la terrible Roma
y piensas en el paraíso perdido
en la madre que llorará azules lejanías
junto a magdalena cuando amanezca...

Yo era Judas


1 comentario:

Wendy Rufino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.